13/08/2015

MI EXPERENCIA EN CUHD

A menudo la gente nos pregunta que hace un becario en el Collège Universitaire. Con el fin de compartir con vosotros las sensaciones y experiencias de un becario le pedimos a E. Galo si nos podría hacer un pequeño texto sobre sus experiencias y aprendizaje


Cuando llegue a CUHD la noción que tenía sobre Derechos Humanos era la que durante toda la carrera de Derecho, en la Universidad de La Rioja, han ido plantando numerosos profesores a través de largas explicaciones teóricas.

Durante el mes de Julio he podido comprobar por mí mismo que la teoría también tiene una práctica. Esta práctica, aunque costosa, es gratificante ya que hay muchas personas trabajando duro dispuestos a cambiar este mundo. Durante mi asistencia a dos sesiones en Naciones Unidas pude comprobar como todo el mundo esta escuchado y tiene su tiempo para expresar su visión o vivencias.

Mientras estuve en el Palais des Nations de Ginebra, lo pude comprobar en dos sesiones. La primera sesión fue en el Comité de Derechos Humanos, donde se discutía sobre el art. 6 PIDCP, el derecho a la vida. El derecho a la vida siempre presenta dificultades, ya que entramos en conflicto con la delimitación del inicio –aborto-, y su fin - pena de muerte y eutanasia. Diferentes ONGs plantearon sus visiones sobre si el contenido esencial de los documentos internacionales era el adecuado o no, y si debía revisarse. Al acabar la sesión, tuvimos la gran oportunidad de tener un briefing con el Presidente del Comité Fabián Salvioli, nos resolvió dudas y pudimos ser más conscientes de cómo el mundo va cambiando a través de diferentes mecanismos.

La segunda sesión, a la que pude asistir, fue sobre minorías étnicas de diferentes países. En ésta, me sorprendió la cantidad de personas que todavía no gozan abiertamente de todos los derechos, que para mí son ya inherentes solo por pertenecer a la “mayoría”. Además de todas las vulneraciones y persecuciones a los que son sometidos por sus gobiernos; esto me hizo pensar los grandes desniveles que existen todavía en algunos países y en los que las diferencias se marcan en función de tu creencia religiosa o raza.

 

Como resumen de toda esta experiencia puedo y debo concluir que nosotros, la sociedad civil no somos conscientes del verdadero peso que tiene Naciones Unidas en aspectos diarios. Día a día, esos derechos están presentes en nuestros comportamientos y no nos damos cuenta que igual a pocos kilómetros una persona tiene recortados esos mismos derecho.

 

E. Galo Moreno Antón

Les commentaires sont fermés.